BEKKA

Tres cosas que un Wedding Planner nunca te dirá

Cinthya Chávez facebook twitter pinterest instagram
Boda
Comparte:
1.- NO EXISTEN LOS FINES DE SEMANA.

Para un organizar de bodas no existen los fines de semana. Sucede que los viernes estamos con los últimos detalles del evento, el sábado desde temprano ya estamos con todo y maleta en el lugar del evento con un café y una dotación de bebidas energéticas para tener pila para todo el día, y el domingo de nuevo en el desmontaje o resolviendo situaciones que sucedieron en el día anterior. Así que si solicitas una cita en fin de semana, lo más probable es que no será posible, o si llamas quizá no obtengas una respuesta inmediata. Pregúntate esto: ¿Quisieras que el día de tu boda, tu coordinador este contestando llamadas o correos, y teniendo reuniones? Así que, desde el momento en que vayas a contratar a un coordinador, platica con él/ella respecto a horarios y días en que pueden atenderte, para que desde un principio esto sea muy claro y puedan llevar una relación armoniosa.


2.- DADO QUE NO HAY FINES DE SEMANA, EL DIA DE DESCANSO TIENE QUE SER ENTRE SEMANA.

Debido a los días y horarios laborales de un wedding planner, es probable que nos tomemos algún día de descanso entre semana, o medio día depende de la carga de trabajo. Cuando tu wedding planner no responda de manera inmediata un correo electrónico en un lunes o martes, es probable que este tomando su "día libre". En la actualidad la mayoría de los profesionales en bodas tienen una asistente que puede tomar tu mensaje y quizá hasta puedan ayudarte a resolver el problema, confía en el personal que tienen trabajando para ellos. Al contratarlos estas contratando a todo su equipo también.


3.- EL SERVICIO QUE OFRECE UN WEDDING PLANNER ES SU PROFESION Y MEDIO DE VIDA.

Ser coordinador de bodas es maravilloso, fabuloso y divertido. Pero también pareciera que es menos trabajo de lo que realmente es. Por alguna razón esta profesión se clasifica en una categoría diferente a la que tiene un contador, un abogado o un doctor, por ejemplo. Los organizadores profesionales cobran lo que cobran por una razón y esta es la misma por la que cualquier otro profesión: llevar a comer a sus casas. Aunque pudiera parecer un hobby, es un modo de ganarse la vida y el tiempo invertido tiene un valor.

Cinthya Chávez

facebook twitter pinterest instagram

Ella es Bekka, un sobrenombre inventado por su esposo. Desde niña le encanta la organización, el orden y la perfección. Licenciada en Ciencias de la Comunicación comenzó su carrera profesional creando una agencia de publicidad. Con los años se dio cuenta que esa era su carrera pero no su verdadera profesión, así que decidió incursionar en el mundo de las bodas y los eventos. "Creo que en mi interior siempre supe que tenía que enfocar todas mis energías en lo que mejor hago: Organizar" Adora lo Vintage, las flores, lo romántico y lo súper cursi. Enamorada de las bodas, ilusionada con la idea de crear cosas diferentes. Adicta a Pinterest. Encontraras en ella no solo a una coordinadora para tu boda, sino a una buena amiga.